Testimonio de Vida y Esperanza III. Final


“Cada 22 días recibí una quimio, fueron en total seis.  Pero al llegar a la cuarta quimioterapia ya los efectos de ella eran notables: las molestias, los mareos, las nauseas; el solo olor a alcohol me descomponía.

Ya era bastante difícil todo, los dolores abdominales después de quimio eran insoportables: en cierta ocasión fueron tan fuertes que me tire al piso y me golpee con todas las fuerzas. Ese día pensé que me moría,  fue tan intenso,  un dolor indescriptible.

PERO YO QUERÍA VIVIR y eso me seguía impulsando. Pero más que eso:  LA FE EN DIOS NOS MANTIENE…LA FE  NOS DA LA FUERZA PARA SEGUIR.

En la cuarta Quimio interrumpieron el tratamiento y me realizaron mastectomía. Exactamente un 10 de enero del 2004, justo el día del cumpleaños de mi Mamá.

Otro milagro mas: al retirarme el seno completamente, no encontraron nada ahí; estaba limpio, no había enfermedad.

¡DIOS ME HABIA SANADO!

Recuerdo al Dr, V decirme en más de una ocasión que el quería ver un milagro y yo recuerdo haberle dicho: “YO SERÉ ESE MILAGRO”

Y EN REALIDAD DIOS ME PERMITIÓ PODER SERLO.

Terminé mi tratamiento de Quimioterapia en Marzo del 2004,  me hicieron descansar un mes y en Mayo estaba iniciando 25 sesiones de radioterapia.

Las que nos asustaron por su nombre pero era menos duro que lo que parecía. Me tardaba más en esperar que en pasar; duraba cerca de 3 minutos mi sesión y no padecí ningún dolor en especial…GRACIAS A DIOS.

Lo duro en esa sala de espera era ver a niños de la edad de mis hijos con la enfermedad y muchos de ellos sin posibilidades…

DIOS HAYA PERMITIDO QUE TODOS ESOS ANGELITOS ESTEN AHORA CON SU FAMILIA SANOS Y FELICES.

Ahí se puede entender que el tiempo vivido es ganancia en esta vida. Y  volví a tomar esas fuerzas porque vi a esos niños que luchaban por vivir: yo tenía que seguir luchando también…

Termine esas sesiones y un tiempo después inicié  tratamiento de TAMOXIFENO por 5 años más.

Finalicé mi tratamiento con Tamoxifeno en Septiembre del año recién pasado, pero he de ser sincera y decir que cada vez que voy a control el miedo me invade, el miedo humano pero siempre debemos mantener el espíritu de la lucha y no desfallecer.  Pero sobre todas las cosas: TENER NUESTRA MIRADA PUESTA EN NUESTRO CREADOR ES EL ÚNICO EL SANADOR, LA CURA, LA MEDICINA.

Este día quiero dejar en su corazón que DIOS utiliza sus instrumentos para lograr sus propósitos.

Jamás aparto de mi mente ni de mi corazón cuando mi hijo me hablo de esa promesa de Amor y de cómo fue mi ángel. Como mi SEÑOR lo usó a él también para que mi fe se mantuviera. Y para este día, como todos los de mi vida, poder dar este hermoso testimonio de amor.

Que el Señor les bendiga.”

 

Arq. Carmen Aida Ventura Lagos,

venturalagos@yahoo.com

Anuncios

2 pensamientos en “Testimonio de Vida y Esperanza III. Final

  1. Estoy yendo con un grupo de voluntarias a visitar y llevar gorritos a Ayúdame a Vivir y al Hospital Divina Providencia. Leer este blog es un gran ánimo para enfrentarnos voluntaria o involuntariamente al dolor con la mirada puesta en Dios, en Jesús quien lo sufrió todo para asegurar nuestra eternidad. Gracias por estos testimonios

    • Que bueno, esa iniciativa simple es muy valiosa para los enfermos y sus parientes, porque les dice qeu alguien además de ellos está interesado en lo que pasa en sus vidas.
      Felicitaciones, porque no me mandan un post con fotos para que lo publiquemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s